Le mal de tête

Solo tengo 15 minutos para escribir,

Y el reloj titila sin percibir,

Que mis ganas son más grandes que su sentir,

Porque siento que ya no puedo sonreír.

El escritor busca drenar,

Busca soltar,

Busca respirar,

Con claridad y sin detonar,

Todo aquello que lo hace querer explotar.

¿Y cómo no explotar?

Si las noticias me hacen silenciar,

En todo acto suicida me hacen pensar,

Y el teléfono no para de sonar,

Aquí en la oficina siento que voy a expirar.

La cabeza me estalla,

Mi cuerpo no se haya,

Al piso voy, y no es pantalla,

Porque hasta el cuello me falla.

Los dedos los tengo marcados,

Lastimados,

Sonados,

Y todo esto por no estar a tu lado,

Pero no, necesito estar activado,

Sino de aquí me va a recoger el mensajero enviado,

Por mi jefe, a cuenta de estar desconectado.

Y ni una nota me darán,

Yo siento que me perseguirán,

De nada vale gritar porque igual seguirán,

Hasta aquí llego compadres yo no doy para más.

Anuncios

A ver, ¿qué te pareció lo que acabas de leer?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s